miércoles, 26 de enero de 2011

Dualidad manifiesta

Si realmente deseamos trascender... Si nuestra máxima misión es elevarnos... ¿De qué nos sirve el principio de dualidad?  ¿Porqué seguimos separando y discrimiando todo?

 En nuestro entorno y en nuestro interior... Aún me aferro a "todo tiene dos polos, todo su par de opuestos..." pero... ¿no será todo lo manifestado? Si queremos llegar más allá, ¿No deberíamos dejar de aplicar esa ley?


Cada vez que lo femenino y lo masculino se presentan, cada vez que la mente y el alma se presentan, cada vez que lo negativo y lo positivo aparecen...

¿No es cierto que caer en esa dualidad vuelve a atarme una y otra vez al mundo manifestado? ¿No es verdad que esa no es La Verdad?